¿Hasta qué punto es importante la edad en una pareja?

Recientemente me he puesto a pensar en este asunto. Toda mi vida de pareja siempre he salido con chicos mayores que yo, desde un par de años hasta algo más. Por lo tanto me he puesto a meditar acerca del tema. ¿Cuántos años de diferencia son demasiados años?

En una pareja heterosexual lo convencional es que la mujer sea unos años menor que el hombre pero por estar en la misma etapa de la vida las cosas se igualan. Sin embargo y en una relación gay ¿Cuál es la convención? No dejamos regir por los roles sexuales para definir quién es hombre y quien es mujer por lo tanto determinando quien debe ser mayor y quien menor o acaso; ¿Debemos tener otros factores en cuenta?

¿Dejaremos que los números determinen con quien debemos y no debemos salir? Está claro que una pareja donde la diferencia de edad es más reducida tienen menos posibilidades de tener problemas puesto que a menudo se da el caso de que se encuentran en la misma etapa de vida. Sin embargo también puede suceder que uno sea muy joven y no tenga nada en común con los chicos de su edad por lo tanto le resulta más fácil relacionarse con gente mayor con un grado de madurez más desarrollado cuando viene a las relaciones de pareja.

Por otro lado está el argumento de que la diferencia de edad que en un momento pudo haber sido un atractivo más adelante se transforme en una complicación más que nada. Esto se debe a que ambos individuos estarán atravesando etapas distintas de la vida. ¿Pero debemos dejar que este miedo rija nuestras relaciones y gobierne nuestros pensamientos?

En un mundo donde es tan difícil realmente encontrar a alguien especial con el cual te puedas entender, realmente debemos poner la edad como otro obstáculo más en nuestra felicidad. Generalmente nos fijamos más en este aspecto pues se trata de algo que no podemos modificar y como tendemos a buscar posibles fallos en un futuro nos centramos demasiado en lo que “podría ser” perdiendo completamente perspectiva de “lo que es”.

Quizás la edad sea un obstáculo, pero cuando no lo es la edad lo son cosas más serias como visiones de la vida distinta o perspectivas de futuro distintas. La edad no tiene porque ser un obstáculo, salvo que nosotros mismos lo transformemos en uno por miedo. Al final y aunque suene cursi lo importante es el amor, la química y la convivencia y son esos los factores que podemos dejar que determinen nuestras futuras relaciones, no un número que puede significar mucho puede significar nada.

¿Tú qué piensas al respecto? ¿Cuál es tu historia? Cuéntanos acerca de tus experiencias, estamos ansiosos por escuchar tu punto de vista sobre la temática.

Ciudad Pride © 2017